domingo, 25 de marzo de 2018

El Camino de un adorador Parte I

Arraigado en la palabra

Para mantenernos en Dios, es necesario caminar en el temor del Señor. Es un temor reverente que requiere su sabiduría. Es un temor piadoso que produce entendimiento.

Cuando la locura está presente, no se puede estar en la presencia del Señor. Por lo que es imprescindible y esencial que el hombre y la mujer de Dios permanezcan arraigados en la Palabra de Dios.

El adorador es cuidadoso en guardar Su camino. Es la manera en que va mas profundo en la relación. También es una forma de permitir que el fruto del Espíritu se extienda a los demás.

Textos: Salmos 1:1-3 ; Proverbios 13-20; Proverbios 1:2-7; Miqueas 6:8

lunes, 19 de marzo de 2018

Su palabra en mi corazón

“Su Palabra en mi corazón”

Cuando la Palabra de Dios está en mi corazón, está en casa. Ahora puedo decir que cuando guardo su Palabra en mi corazón, le permito tomar posesión de mí, me da muchas oportunidades de ministrar a quienes están heridos o quebrantados y más importante aún, me ha dado una experiencia más profunda, una relación íntima con Cristo.

Después de aceptar a Cristo como mi Salvador, en mi niñez, me mantuve inmadura en mi fe, hasta que descubrí, el hábito que transformó mi vida. Acepté a Cristo, como un deseo de estar segura y a salvo. Necesitaba, la seguridad y la paz que Dios ofrece, y que yo carecía, como hija de un padre alcohólico.

Mi padre era maravilloso, un hombre amante de la diversión, cuando estaba sobrio, pero tomaba frecuentemente y se convertía en una persona abusiva verbalmente. Almacenar estas palabras derrotistas en mi mente, a lo largo de los años, causó estragos en todas las áreas: emocional, mental y espiritual.

En mi último año de universidad, descubrí todo un nuevo mundo de cristianos, que vivían su fe y la disfrutaban. Nunca había experimentado eso antes y vi algo, en este grupo de personas, que deseaba desesperadamente en mi vida. Oraban, leían sus Biblias, y hablaban del trabajo que Dios hacía en sus vidas. Mientras me hacía amiga de ellos, descubrí el significado de crecer como hija de Dios. Me introduje en nuevas disciplinas como devocionales diarios, estudio bíblico, diario de oración y memorización de las Escrituras. Estas disciplinas, fueron justamente lo que yo necesitaba, para desarrollar la seguridad que me había eludido como niña y la montaña rusa en la que permanecí, al tratar de vivir mi fe en Cristo, en los inicios. Estas disciplinas, me proporcionaron el fundamento en qué basar mi fe, ya no en mis emociones, ni circunstancias, sino en la seguridad de mi Padre Celestial, quien es muy diferente a quien fue mi padre terrenal.

Relacionarse con las personas adecuadas, permite crecer en la fe. Desarrollar actividades que ayudan a cambiar la mente, es indispensable desde el inicio en la jornada como hijo de Dios. Aprender a valorar la Palabra y familiarizarse con ella, es una de las manifestaciones principales de quien cree en Cristo. Medita, si ya comenzaste a valorar la Palabra de Dios, si todavía es difícil para ti, leerla y entenderla, es tiempo de evaluarte.

Cuando la Palabra de Dios está en mi corazón, está en casa. Ahora puedo decir que cuando guardo su Palabra en mi corazón, le permito tomar posesión de mí, me da muchas oportunidades de ministrar a quienes están heridos o quebrantados y más importante aún, me ha dado una experiencia más profunda, una relación íntima con Cristo.

Después de aceptar a Cristo como mi Salvador, en mi niñez, me mantuve inmadura en mi fe, hasta que descubrí, el hábito que transformó mi vida. Acepté a Cristo, como un deseo de estar segura y a salvo. Necesitaba, la seguridad y la paz que Dios ofrece, y que yo carecía, como hija de un padre alcohólico.

Mi padre era maravilloso, un hombre amante de la diversión, cuando estaba sobrio, pero tomaba frecuentemente y se convertía en una persona abusiva verbalmente. Almacenar estas palabras derrotistas en mi mente, a lo largo de los años, causó estragos en todas las áreas: emocional, mental y espiritual.

En mi último año de universidad, descubrí todo un nuevo mundo de cristianos, que vivían su fe y la disfrutaban. Nunca había experimentado eso antes y vi algo, en este grupo de personas, que deseaba desesperadamente en mi vida. Oraban, leían sus Biblias, y hablaban del trabajo que Dios hacía en sus vidas. Mientras me hacía amiga de ellos, descubrí el significado de crecer como hija de Dios. Me introduje en nuevas disciplinas como devocionales diarios, estudio bíblico, diario de oración y memorización de las Escrituras. Estas disciplinas, fueron justamente lo que yo necesitaba, para desarrollar la seguridad que me había eludido como niña y la montaña rusa en la que permanecí, al tratar de vivir mi fe en Cristo, en los inicios. Estas disciplinas, me proporcionaron el fundamento en qué basar mi fe, ya no en mis emociones, ni circunstancias, sino en la seguridad de mi Padre Celestial, quien es muy diferente a quien fue mi padre terrenal.

Relacionarse con las personas adecuadas, permite crecer en la fe. Desarrollar actividades que ayudan a cambiar la mente, es indispensable desde el inicio en la jornada como hijo de Dios. Aprender a valorar la Palabra y familiarizarse con ella, es una de las manifestaciones principales de quien cree en Cristo. Medita, si ya comenzaste a valorar la Palabra de Dios, si todavía es difícil para ti, leerla y entenderla, es tiempo de evaluarte.

domingo, 11 de marzo de 2018

El corazón y las intenciones!

Otro aspecto importante, para tomar en cuenta en cuanto al corazón del hombre, son las intenciones; son la razón del por qué hacemos las cosas, la causa que motiva nuestras acciones. Yo puedo dar un beso, pero mi intención es destruir; Judas es un claro ejemplo. La intención de Judas estaba muy alejada al acto de llegar y besar a Jesús. Puedo sonreír a una persona pero dentro de mí, estar molesto con la persona a la que estoy sonriendo, de hecho mientras lo hago, puedo pensar: ¡ojalá que te mueras! Puedo decir a alguien: ¡buen día!, pero en mi interior desear que ese sea el peor día de su vida. Puedo abrazar a una persona y desear no estar cerca de ella. Me puedo congregar y no someterme a que Dios haga un proceso en mi vida, puedo cantar, pero nunca adorar; puedo oír pero nunca escuchar.

Las intenciones del corazón, a veces no se pueden percibir por los actos, los actos a veces son contrarios a las intenciones del corazón; pero las intenciones, como ya se había mencionado, son la verdadera razón del por qué hacemos las cosas. La Biblia dice en el libro de Génesis, que la intención del corazón del hombre es mala desde que su juventud, y esa maldad viene desde Adán. Ese es el problema del hombre, ¡el corazón!

En el capítulo cuatro del libro a los hebreos, está escrito que lo que Dios dice está vivo, y es tan eficiente, que penetra hasta dividir las áreas de nuestra personalidad y conocer las verdaderas intenciones que tenemos en el corazón. Cuando la Palabra de Dios es molesta, en realidad está descubriendo intenciones de mi corazón; cuando siento como que me pellizcaron con un mensaje, o leo un pasaje que tiene que ver con debilidades de mi vida, es porque la Palabra está descubriendo y revelando la verdadera condición de mi corazón. Hay partes de la Escritura que no quisiéramos leer, hay mensajes que no quisiéramos escuchar; porque descubren y revelan nuestras verdaderas intenciones.

Nuestra actitud debe ser la del salmista cuando dijo: Escudríñame y conoce mi corazón y ve si hay algo que debe ser transformado. La Palabra discierne al hombre, divide el alma del espíritu y penetra el cuerpo, hasta lo más profundo. Cuando escudriñamos la Palabra de Dios, lo que hace es ordenar en nuestra vida lo que está mal y mostrar como está el alma, como está el espíritu y nos enseña en qué debemos ser transformados.

Textos:

Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho.

Génesis 8:21 RVR1960


viernes, 2 de marzo de 2018

«Enfocado en las naciones»


    Génesis 12:1-3 es uno de los pasajes determinantes en la Biblia, Dios tomó   un hombre y comenzó una nueva nación. Desde este punto hasta Hechos 2, con el   nacimiento de la iglesia, los planes de Dios giran alrededor de la nación de   Israel. Primero, Dios manda a Abram a dejar su tierra natal, después Dios le   da siete épicas promesas. Las últimas tres promesas, vienen en el verso   3.

    «Bendeciré a los que te bendigan», Dios se identifica así con su amigo Abram; que los que bendicen a   Abram y su descendencia, bendicen al Dios de Abram.

    «Aquel que te deshonre yo lo maldeciré», oponerse al pueblo de Dios es   oponerse a Dios. A través de la historia, Satanás ha adoptado un ataque   antisemitista, contra el pueblo de Dios. Este es un ataque librado por   egipcios, asirios, babilonios, persas, romanos, numerosos europeos en la edad   media, los nazis en el siglo veinte, Alemania y más. Todos estos gobernantes   han sido derrocados, no porque Israel o los judíos están siempre en lo   correcto, sino porque los judíos tienen un lugar especial en los planes de   Dios, en el corazón de Dios. Dios siempre maldice a aquellos que maldicen a   Israel.

    «En ti, todas las familias de la tierra serán benditas», el plan final de   Dios nunca fue enfocarse solamente en Israel; sino utilizar a Israel para   traer bendición a todas las personas de la tierra. Israel fue creado para ser   luz a las naciones y un instrumento de la gracia de Dios para el mundo   entero. El corazón de Dios siempre ha estado enfocado en afectar todas las   naciones y personas.

    Cuando Jesús regresaba al cielo después de su resurrección, reunió a sus   discípulos y les encargó, que hicieran discípulos de todas las naciones. No   era el tiempo de continuar enfocados en una nación. Ahora el enfoque estaba   en todas las naciones, así que la gente de toda lengua y nación pueden ser   alcanzados por el Evangelio, y declarar la gloria de Dios sobre toda la   tierra, por el Dios viviente, es un Dios misionero.

    El corazón de Dios para todas las naciones, significa que no podemos   enfocarnos solamente en nuestro propio país o nuestra propia gente. Génesis   12:1-3 condena el estrecho nacionalismo, orgullo racial y etnocentrismo. El   corazón de Dios debe convertirse en nuestro corazón, y debemos estar globalmente enfocados, con   misiones cristianas en mente.
       

Dios no ha terminado contigo!


¡Dios no está muerto y no ha terminado! Su vida se podrá parecer o sentir como una pintura inconclusa —un gran lío con piezas faltantes.

Dios quiere que entienda que aún cuando no le es posible verlo, Él aún está trabajando. Él aún está haciendo un creativo y brillante trabajo en su vida y en la vida de aquellos que usted ama. Solo porque no pueda ver el producto terminado, no quiere decir que no llegará a ser una obra maestra. Filipenses 1: 6 se refiere a la obra que Dios debe completar y que debemos estar seguros de que aquel que comenzó la buena obra la perfeccionará Así que, descanse seguro: Dios aún está activo y trabajando duro en su vida.

¡Nada ni nadie puede detener el favor de Dios en tu vida! Incluso si siente que su pintura es un gran lío, Dios puede usar ese lío para bendecir personas en su mundo.

¡Hay más en mente para usted—más favor, más bendición y más cosas buenas!

Piense en esto: ¿El saber que Dios tiene un trabajo sin completar en su vida le da esperanza?

Oración: Te doy gracias Dios por empezar un buen trabajo en mí y por tu promesa de terminarlo. Tu favor fluye hacia mi vida y oro por tu ayuda en reconocer cuando está fluyendo a través de mi vida para ayudar a otros. Dame una oportunidad esta semana de animar a alguien en su viaje. En nombre de Jesús. Amén.

miércoles, 28 de febrero de 2018

Anclado en la bondad

Anclado en la bondad

Puede que lo haya escuchado antes: La vida es dura; Dios es bueno. Esta declaración es mucho más que un cliché: Es una fuerte y sólida verdad teológica. Algunas personas increíblemente listas han luchado con preguntas tales como, "si Dios es bueno, entonces ¿por qué sucede esto? ¿Por qué es permitida la injusticia, y por qué la vida puede ser tan dura?" Esas personas realmente listas concluyeron que la vida es dura Y Dios es bueno. Una no cancela la otra. La llaman "teodicea."

La mayoría de las personas asumen que debido a que la vida es dura, Dios no debe ser bueno —pero eso no es cierto. No es un escenario de lo uno o de lo otro. Hace algunos años, decidí que incluso cuando no podía responder el "¿por qué?" de esa declaración ("Si Dios es bueno, entonces ¿por qué__?"), Decidí que eliminaría el "Si." En otras palabras, escogí creer que Dios es bueno... pase lo que pase.

Usted puede anclarse en la bondad de Dios también.

Empiece a ver la bondad de Dios a pesar de las circunstancias. Tal vez la puerta se cierre en una oportunidad, pero quizás Dios tiene guardado algo mejor, por lo tanto tenemos que ingresar por una puerta diferente para acceder a ella. Esto ha pasado tantas veces en mi propia vida, que ahora lo espero. Cuando algo no sale como deseo, me recuerda el resultado de la trayectoria de Dios y empiezo a ver la próxima oportunidad que me permitirá evidenciar el plan definitivo de Dios a través del proceso.

Estar anclado a la bondad de Dios no siempre va a ser una cosa racional. Es una testaruda, e implacable determinación de no permitir que las duras dificultades de la vida reduzcan la grandeza de Dios.

Piense en esto: ¿Cuáles son las formas por medio de las cuales puede recordar la bondad de Dios a pesar de las circunstancias?

Oración: Dios, gracias por ayudarme a estar anclado a tus bondades. Dame hoy la fuerza para dejar de preguntarme y comenzar a ver tus favores en cada situación. En el nombre de Jesús. Amén.

Textos:

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.
Romanos 8:28 RVR1960

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
Juan 16:33 RVR1960

jueves, 15 de febrero de 2018

¿Cómo caminamos en el amor verdadero?

Lea 1Juan 4:16-17 y Juan 13:34-35.

¿Qué libera amor? ¿Cómo nos liberamos a nosotros mismos del pecado y del amor propio y caminamos hacia adelante en amor verdadero?

No podemos hacer esto sin Él y sin Su ayuda. Es tan fácil perder el enfoque o desviarse. El amor de Cristo y el evangelio es nuestra única esperanza. Jesús vino y vivió, murió, fue enterrado y se levantó otra vez para vencer al pecado, a Satanás y la muerte. El Hijo de Dios, quien nos amó, también se entregó a sí mismo por nosotros. Él preparó el camino ante nosotros en Su amor. "Señor Jesús, quiero caminar en este amor. Ayúdame a poner toda mi esperanza y toda mi confianza en ti".

Leer los himnos de los santos de la antigüedad nos puede ayudar a enfocar nuestra mente en la batalla. Escuchamos sus corazones regocijándose en Dios, adorándole, viviendo vidas de santidad y amándolo con todo su corazón, alma, mente y fuerzas. Considere estas estrofas de Isaac Watts en su himno "Despierta mi celo, despierta mi amor." ¿Ansía tu corazón amar al Señor así?

Despierta, mi celo; despierta, mi amor,
Para servir a mi Salvador aquí abajo,
En obras que perfeccionaron a los santos de arriba
Y los santos ángeles no pueden ir.

Despierta, mi alma, para alimentar
El alma hambrienta, y vestir al pobre;
En el Cielo ninguno está en necesidad,
Sus corazones están llenos para siempre.

Somete mis pasiones, ¡oh alma mía!
Mantén la batalla, prosigue el trabajo de Dios,
A diario controla mis crecientes pecados,
Y las victorias serán por siempre nuevas.

La tierra del triunfo yace en lo alto,
No existen enemigos a encontrar allí;
Señor, conquistaría hasta mi muerte,
Y terminaría toda la gloriosa guerra.

Que cada hora que pase confiese
Gano para Tu Evangelio fresco renombre;
Y cuando mi vida y mis labores cesen,
¡Pueda poseer yo la corona prometida!

Tomando la Verdad de corazón: Escoja una Escritura para guardar en el corazón para renovar su mente y transformar su corazón.

Muriendo al yo: ¿A qué pecado específico en su vida está dirigida la Escritura que escribió? Pablo nos dice muy específicamente que tenemos que despojarnos del viejo yo.

Trayendo la verdad a la vida: Vístase del nuevo yo--Cristo. ¿Qué ajustes muy específicos necesita hacer en su forma de pensar, en su actitud o en su comportamiento para someterse a Él y aplicar Su verdad a su mente y corazón?

Resistencia al amor


Si Cristo es amor y amar como Cristo es la meta, entonces habrá resistencia a esta búsqueda. Si Dios es amor, entonces Satanás, nuestro enemigo, está totalmente en el lado opuesto. La vida no sólo es dificil, es una batalla. Así como las ovejas necesitan un pastor para permanecer en el camino correcto y permanecer seguras, nosotros necesitamos seguir a nuestro Señor de cerca para evitar deambular, enredarnos en el mundo, perdernos en nosotros mismos o engañados por el enemigo.

Podemos ver la fragilidad de nuestra complexión y clamar con los puritanos: “Oh, Señor, soy un caparazón lleno de polvo . . . No soy ningún objeto raro de gran valor, sino uno que no tiene nada y que es nada . . . Estoy profundamente convencido de la maldad y la miseria de una condición de pecado, de la vanidad de las criaturas" (tomado de "Man a Nothing" de "The Valley of Vision").

Si Dios es amor y hemos confiado en Cristo como nuestro Señor y Salvador, sabemos que somos amados. También sabemos que hemos sido rescatados del reino de las tinieblas que se opone al amor, y que hemos entrado en el reino de este verdadero amor. Ahora queremos saber como caminar en él. ¿Cómo hacemos esto? Manteniendo nuestros ojos en el evangelio y siendo revitalizados por el evangelio:

-el evangelio es la base del amor verdadero
-el evangelio muestra amor
-el evangelio define el amor
-el evangelio nos habilita para responder en amor

A diario tenemos que pedirle al Señor que nos ayude a seguirlo, a caminar en Su amor, a amarlo y a extender Su amor.

Tomando la verdad de corazón: Escoja una Escritura para guardar en el corazón para renovar su mente y transformar su corazón.

Muriendo al yo: ¿A qué pecado específico en su vida está dirigida la Escritura que escribió? Pablo nos dice muy específicamente que tenemos que despojarnos del viejo yo.

Trayendo la verdad a la vida: Vístase del nuevo yo--Cristo. ¿Qué ajustes muy específicos necesita hacer en su forma de pensar, en su actitud o en su comportamiento para someterse a Él y aplicar Su verdad a su mente y corazón?

martes, 6 de febrero de 2018

Fidelidad

FIDELIDAD

La palabra para “fidelidad” en  Gálatas 5:22 significa “convencer” o “persuadir.”  Fe, o fidelidad, como la produce el Espíritu Santo, es una persuasión firme y convicción. Es una creencia y confianza en la persona de Dios y Su Palabra revelada tal que trae santidad, obediencia y obras buenas. Contrariamente a fidelidad son incredulidad, desobediencia, e impiedad.

FIDELIDAD en el corazón dice cosas tales como:  Quiero ser diligente en todas las cosas."   “Creo y confío en Dios aunque no entiendo mi situación.”  “Quiero obedecer a Dios aunque es difícil.”

Textos Bíblicos:

Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
Gálatas 5:22‭-‬23

De sus caminos será hastiado el necio de corazón; Pero el hombre de bien estará contento del suyo.
Proverbios 14:14

Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.
1 Corintios 4:1‭-‬2

(porque por fe andamos, no por vista);
2 Corintios 5:7

No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.
Gálatas 6:9

domingo, 4 de febrero de 2018

AMAR CÓMO JESÚS

«¿Amo a la gente, como si fueran Jesús?»

En un sermón en el «Centro de Fe Richard Manthe», el escritor y profesor universitario, Anthony Campolo, contó esta historia: «Yo caminaba por la calle Chestnut en Philadelphia. Había un hombre sin hogar, en la calle, cubierto de hollín de la cabeza a los pies. Tenía una gran barba. Nunca olvidaré esa barba. Era una barba gigante con alimentos podridos atascados en ella. Él sostenía una taza de café de McDonald y balbuceaba mientras caminaba a lo largo de la calle. Me vio y dijo, "Hola, señor. ¿Usted quiere un poco de mi café?" Yo sabía que debería tomar un poco para ser amable, y lo hice. Le entregué el vaso y le dije, "Usted ha sido muy generoso, compartiendo su café esta mañana. ¿Qué sucede que estás regalando tu café de repente?" Él dijo, "Bueno, el café estaba especialmente delicioso esta mañana, y pienso que si Dios te da algo especialmente bueno, tú debes compartirlo con la gente"».

Yo supuse, «Esta es la oportunidad perfecta», y dije, «¿Hay algo que pueda darte en gratitud?» Estoy seguro que me va a pedir cinco dólares, pensé. Él dijo, «Si, puede darme un abrazo». Yo estaba esperando que pidiera cinco dólares. Él puso sus brazos alrededor de mí, y yo puse mis brazos alrededor suyo. Y entendí algo, él no me dejaría ir. Él me sostenía. Aquí estaba yo, un hombre establecido y este holgazán abrazándome. Me abrazaba. Él no me dejaba ir. La gente esta pasando por la calle. Estaban mirándome de manera curiosa. Yo estaba avergonzado. Pero poco a poco, la vergüenza se convirtió en admiración. Escuché una voz, retumbando en los corredores del tiempo diciendo, «Estuve hambriento. ¿Me diste de comer? Estuve desnudo. ¿Me vestiste? Estuve enfermo. ¿Me cuidaste? Yo era el holgazán que encontraste en la calle Chesnut. ¿Me abrazas? Porque si lo hiciste con uno de estos más pequeños, mis hermanos y hermanas, lo hiciste conmigo. Y si fallas en hacerlo al menos con estos mis hermanos y hermanas, tú fallaste en hacerlo conmigo».

En el libro «El Jesús que yo nunca conocí», Phipil Yancey, relata la historia de la Madre Teresa contada a un visitante americano, millonario quien no pudo comprender su compromiso apasionado con la miseria de Calcuta. Ella dijo, «Somos una orden contemplativa. Primero meditamos en Jesús, y luego salimos y lo buscamos disfrazado». Este pensamiento sobre Jesús me asombra, me condena y me cambia. ¿Veo a la gente, trato con la gente? ¿Amo a la gente como si ellos fueran Jesús?  

Follow by Email