martes, 4 de abril de 2017

Chisme!

Consecuencias

La Palabra de Dios nos habla muy claramente sobre lo malo que es el hablar indebidamente de otra persona (osea chisme) y siempre sus resultados son tan dañinos que pueden destruir el testimonio o la vida de una persona. La palabra hebrea traducida como “chismoso” en el Antiguo Testamento es definida como alguien que revela secretos que suceden a su alrededor como un chismoso o traficante de chismorreos.

En Proverbios 16:28 nos dice la palabra – “El hombre perverso levanta contienda, y el chismoso aparta a los mejores amigos”. Muchas personas, amistades y hasta familias han sido destruidas por un comentario incorrecto lo cual comienza con un chisme.

El chisme trae contiendas, dice Proverbios 26:20 – “Sin leña se apaga el fuego, y donde no hay chismoso, cesa la contienda.” Como la leña que aviva el fuego así mismo es el chisme, aviva la contienda entre personas. Qué triste es cuando usted ha confiado en una persona y al pasar el tiempo usted se entera que esa persona en la cual confiaste te ha juzgado y hablado mal de ti delante de otros. Es doloroso el confiar en alguien y darte de cuenta más tarde que esa persona no tenía como dice el texto “espíritu fiel”.

Qué triste cuando por un chisme se separan familias, amigos, iglesias, ministerios, matrimonios dejando una estela de dolor y daño que pueden pasar muchos años para reparar el daño hecho y hay casos que el daño no tendrá reparo jamás porque Dios perdona y no se recuerda más de nuestros pecados, pero a diferencia del hombre que tiene por tendencia él no olvidar.

A juzgar por lo común de su práctica, aún entre personas que profesan ser cristianas, tal parece que muchos están confundidos con respecto a la naturaleza y malignidad del chisme.

“El que anda en chismes descubre el secreto; mas el de espíritu fiel lo guarda todo” (Pr. 11:13). “El que anda en chismes revela secretos, pero el de espíritu leal oculta las cosas” (LBLA).

Junto con el chisme normalmente aparece otra variante, la QUEJA: esta palabra significa (lamentarse, dolerse, protestar, demandar, reclamar, reprochar.) Y de la queja viene la murmuración, estos son como dos gemelos que nunca andan separados siempre andan juntos y son muy buenos compañeros nunca se separan, la queja no es de Dios, no viene en el paquete de la salvación.

La murmuración puede ser sobre un hecho verdadero, entonces se le llama chisme. No se cuestiona si lo que se comunica es cierto o no, sino que el hecho de hablarlo, de comentarlo con otros, se constituye en murmuración y eso es pecado. Y recuerden que para Dios no hay diferencia de pecados, es tan pecador el asesino, el idólatra, el adúltero  como el chismoso. Nuestro Señor llama a los chismosos corruptos.

Aquellos que se involucran en este comportamiento no hacen sino provocar dificultades y causar ira y amargura, sin mencionar las heridas entre amigos. Tristemente, algunas personas lo hacen pensando que es sin intención y buscando el bienestar de la víctima de sus murmuraciones, y nada más lejos de la realidad. Cuando tales personas son confrontadas, niegan las acusaciones y responden con excusas y racionalismos. En vez de admitir su error, culpan a alguien o a algo más, o intentan hacerlo sonar como si el pecado que cometieron no fuera tan malo. “La boca del necio es quebrantamiento para sí, y sus labios son lazos para su alma. Las palabras del chismoso son como bocados suaves, y penetran hasta las entrañas.” (Proverbios 18:7-8).

“El que guarda su boca y su lengua, su alma guarda de angustias.” (Proverbios 21:23) Así que debemos guardar nuestras lenguas y refrenarnos del acto pecaminoso del chisme. Si rendimos nuestros deseos naturales al Señor, Él nos ayudará a mantenernos rectos. Dios recompensa al justo y al recto, así que todos debemos luchar para permanecer como tales.

viernes, 17 de febrero de 2017

"Cada día se debe ser como si fuera a ser el último."

Si solamente tienes el día hoy

"Cada día se debe ser como si fuera a ser el último." - Publilio Siro

Supongamos que sólo tienes el día de hoy. ¿Cómo vas a vivir?

Ayer nuestro hijo era me ayudaba en la casa. El vio mi Biblia y dijo: "Papá, ¿este es e tu libro de Jesús? “Y pude oír el ruido del papel, mientras desdoblaba cuidadosamente cada página. Me preguntó acerca de todas las líneas y círculos que dibujé, los diferentes detalles de color y las muchas pestañas de marcadores. Sonrió mientras pensaba y me habló de su Biblia, también.

Si sólo tuviera hoy en día, ¿qué iba a ver en el libro de mi vida? ¿Cuáles son las líneas dibujadas que iba a ver desde mi corazón? ¿Cuáles serían los círculos que revelan mi tiempo? Iba a ver los colores resaltados y recordar los marcadores de cada momento importante, todos los días?

Eclesiastés 9:9 nos recuerda: "Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol. Esto se refiere a toda la vida, el amor y la familia el Padre nos lo ha dado.”

Vive cada día, cada página como Dios ha escrito. Trabaja duro, juega duro, pero vive la vida aún más difícil. Disfruta de su bondad, pero no te afanes (Proverbios 23:4). Tienes la decisión de decir que no, y tienes la gracia de decir que sí, a las cosas que realmente importan (Salmo 34:12; Mateo 6:19).

¿Cómo estás viviendo? Adorar a Dios con tu vida. Adorar al Señor a través del amor a que el te ha mostrado con tu familia. Dale a Dios la alabanza que conduce a otros en su bondad.

Cada día, comienza con este enfoque de Judas 1:21: "conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna." Impacta a tu familia, tus amigos y la gente que camina contigo cada día. Que vean a Jesús en ti.

La vida es más que cuatro paredes y un calendario. Si sólo tienes el día de hoy, ¿cómo vas a vivir?

lunes, 30 de enero de 2017

UNA ESPADA AFILADA EN TU BOCA

¿Qué afirma entonces? «La palabra está cerca de ti; la tienes en la boca y en el corazón». Esta es la palabra de fe que predicamos. Romanos 8:8

Con año 5777 (calendario Hebreo) se inicia el séptimo año de un ciclo de siete años y se abre un nuevo ciclo de siete años en el tiempo del Reino de Dios. Un nuevo ciclo de Plenitud y Cumplimiento, pero también declarado el Año de la Espada ya que este vocablo ZAYIN que es la séptima letra del alfabeto hebreo, que originalmente significa "espada", "arma", o "arma punzante"; y por su ubicación en el alfabeto hebreo tiene el valor numérico del siete (7). En el idioma hebreo, los números y las letras se pueden intercambiar. El número siete (zayín) es intercambiable con la palabra “espada”. Sin embargo, la raíz de esta palabra es “nutrir” o “pan”. El Señor ahora nos está extendiendo una urgente y muy necesaria invitación a escudriñar Su Palabra, que prestemos atención a la palabra profética más segura que encontramos en las Sagradas Escrituras.

2 Pedro 1:19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones.

Hace unos días Lance Wallnau compartio: “El enemigo será pan para usted cuando alimente su espíritu con el pan del Cielo, la Palabra de Dios. En Mateo 4:4 Jesús dice: “Escrito está: No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. La Palabra de Dios es el pan que comemos y se transforma en una espada en nuestra boca. En este año nuevo 5777, Dios abrirá Su Palabra (logos) en nuestro espíritu y revelará una espada (rhema) en las Escrituras. Cuando vea esto, atrápelo. Hable todo lo que Dios le entrega. Profetice y proclame lo que ve. Espere su manifestación para autorizar la actividad de los ángeles a través de sus oraciones. Como dijo el apóstol Pablo: “Tomen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios” (Efesios 6:17). Este es el año del choque de voces, ideas, palabras y mensajeros, pero debes saber esto: Te estoy entregando Mis palabras y mientras las recibes, se transformarán en ti como una espada afilada que sale de tu boca. Yo Soy la autoridad que envía detrás de ti y te entregué las credenciales espirituales para acceder a los lugares altos de tu territorio asignado”

Sin embargo la Profeta Phyllis Ford también nos compartió esta revelación que el Señor le dio estando en oracion y le dijo:  “CUANDO SALGAS DE TU LUGAR DE ORACION, TRAE UNA ESPADA” y luego dijo: " Yo estoy quitando aquellas cosas que fueron trampas y estorbaron tu evolución. El proceso te ayudará a avanzar en un camino más firme. Apartándote de los obstáculos del pasado podrás alcanzar una mayor verdad que corta y elimina el desorden acumulado que te ha estado bloqueando el camino. Yo estoy apartando de ti todo aquello que te ha estado intentando mantener estancado en los lugares antiguos. Toma nuevo aliento al avanzar en esta continua evolución de victoria. Se abrirán nuevas entradas antes de traer nuevas perspectivas porque se está acabando una época de agotamiento y dificultades. Adapta nuevas disciplinas, ya que te impulsarán hacia el lugar al que vas ahora. Afila tu espada. Descubrirás que lo que parecía inaccesible, irrealizable e imposible, está ahora a tu disposición. Y a medida que te mueves, Yo me moveré de nuevo sobre ti".

Hebreos 4:12 Porque la palabra de Dios tiene vida y poder. Es más cortante que cualquier espada de dos filos, y penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta lo más íntimo de la persona; y somete a juicio los pensamientos y las intenciones del corazón.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano
www.lascartasdemagie.com

miércoles, 18 de enero de 2017

¿Más importante que Dios?

Si alguna vez has plantado una semilla y observado cómo la cizaña crece alrededor, entonces sabrás que la cizaña no surge espontáneamente de la tierra y comienza a sacudir la planta violentamente. Es un proceso gradual, tan gradual que apenas te das cuenta. Pero si colocas una cámara cerca de la planta y la ves a cámara rápida, podrás apreciar cómo la cizaña actúa, ahogando la planta muy lentamente.

Jesús dijo esta parábola sobre la semilla que cayó en diferentes tipos de tierra. La que cayó en la tierra que estaba llena de cizaña, quedó ahogada al poco de nacer. Jesús explicó: "El que recibió la semilla que cayó entre espinos es el que oye la palabra, pero las preocupaciones de esta vida y el engaño de las riquezas la ahogan, de modo que ésta no llega a dar fruto" (Mateo 13:22).

Hay personas que rechazan a Cristo sin ninguna razón de peso, sólo pone excusas. Para algunos, puede ser su carrera profesional, tienen que vivir de algo. Tienen responsabilidades. Cosas que hacer. Y algunas veces esas cosas son más importantes para ellos que el mismo Dios.

Otros elegirán a las personas antes que a Jesús. Las presiones del qué dirán no terminan en el instituto; seguimos teniendo mucho cuidado de lo que los demás piensan de nosotros. Queremos gustar a los demás. Queremos su aprobación. Y a veces hacemos los peores compromisos imaginables acuciados por lo que los demás piensan. Pedro negó a Jesús por miedo a lo que un completo extranjero podía pensar de él.

Pero si dejas algunos amigos, o cierta posición, o algunos placeres o cualquier otra cosa por seguir a Cristo, debes saber esto: Dios hará por ti bastante más.

Resumen: ¿Qué es más importante para ti que Dios?

domingo, 15 de enero de 2017

Vida cristiana victoriosa ><(((ª>


(Hebreos 10:23) Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa.
—Dios siempre llega a tiempo—
Había llegado el momento. Tras meses de preparación y oración, mi esposa y yo estábamos listos para viajar a Europa,
estudiaríamos y haríamos una gira por varios países. Antes nos esperaban unos días de descanso en Inglaterra.
Al aeropuerto de Bogotá acudieron muchos compañeros de la misión y amigos, para ofrecernos una linda despedida en la que no faltaron las lágrimas, fotos y una oración final. Todo estaba preparado. Todo, excepto el "pequeño detalle" del dinero para pagar los pasajes (esta fue la única ocasión en la que Dios nos guió a actuar de esta forma). Por fe y en obediencia hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance: oramos, comentamos la necesidad con amigos, envíamos cartas. Finalmente, allí estábamos. El avión a punto de partir... solo faltaba un "pequeño detalle" .
Mi esposa y yo intercambiamos una mirada de suspenso, ya que nadie más sabía de nuestra situación. Nuestra fe se estaba probando al máximo, pero a la vez nos invadía la certeza de que Dios haría algo maravillosos y no quedaríamos avergonzados. De repente, llegó un agitado compañero de la misión que venía del correo con algunas cartas, dos eran para nosotros. Las abrí a toda prisa y en una de ellas (qué gran alivio) había un cheque por la suma tan esperada. Sin perder un instante, nos fuimos a pagar los pasajes y nos dirigimos a la zona de embarque.
Una vez en el avión  y con la adrenalina todavía corriendo por nuestras venas, entonamos un canto de sublime alabanza y gratitud. Una vez más, Dios intervino en el último instante. Algo tarde en nuestras opinión, aunque hoy sabemos que él siempre llega a tiempo. Cuando Dios promete algo y somos fieles, podemos confiar en que no llegará tarde.
Dios prueba nuestra fe y obediencia cuando esperamos el cumplimiento de su promesa. ¿Estás pasando por alguna prueba ahora? Confía y sé fiel en obedecer.

Autor:  ”Biblia de Estudio - Misionera- Nueva versión Internacional”

¿Cómo distinguir la Palabra de Dios entre las mil voces que escuchamos cada día?

—La clara palabra de Dios—

Un seminarista de la diócesis italiana de Oria preguntaba meses atrás sobre cómo discernir la voz de Dios de entre las miles de voces que oímos cada día en nuestro mundo de sonidos, palabras y ruidos.

«Dios habla con nosotros de muy diferentes maneras. Habla por medio de otras personas, a través de amigos, de la familia, de los ministros; habla a través de los acontecimientos de nuestra vida en los que podemos discernir un gesto de Dios; habla también a través de la naturaleza, de la creación, y habla, naturalmente y por encima de todo, en su Palabra, en la Sagrada Escritura, leída tanto en la iglesia como personalmente en diálogo con él, con Dios, en la oración».
«He llamado varias veces a la puerta de esta Palabra hasta que he podido percibir lo que el propio Dios me decía».
Cuatro claves
1. Para escuchar la Palabra de Dios, en su fuerza, en su gracia, en su don, es preciso, en primer lugar, ser asiduos a la lectura de la Sagrada Escritura. La Biblia no puede ser el gran desconocido de los cristianos, ni un libro al que se acude únicamente en momentos de problemas.

2. En segundo lugar, debemos leer y contemplar la Sagrada Escritura no como la palabra de un hombre o como un documento del pasado, sino como Palabra de Dios que es siempre actual y que me habla a mí. Decía Agustín: «He llamado varias veces a la puerta de esta Palabra hasta que he podido percibir lo que el propio Dios me decía».
3. Necesitamos, pues, estar en contacto permanente con la Palabra de Dios mediante su lectura y oración personal y comunitaria en y desde la comunión de la Iglesia, es decir, junto a todos los grandes testigos de la Palabra, empezando por los primeros Padres y hasta los santos de hoy. Dios nos abre la puerta del manantial de vida y de su Palabra gradualmente y lo hace tanto en forma personal como comunitaria.
Así crece el discernimiento y crece la amistad personal con Dios, la capacidad de percibir, en las mil voces de hoy, la voz de Dios, que está siempre presente y que habla siempre con nosotros. Se trata de sintonizarla bien, escucharla y obedecerla.

Autor: Jesús de las Heras Muela

Reflexión sobre 2 Crónicas 7:14

¨Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.¨

Todos nos quejamos de las crisis, del hambre, de los problemas, de los malos gobiernos, de las manifestaciónes, de las catástrofes naturales, de las personas que mal usan su poder para someter al projimo!!

Pero si nos damos cuenta no hacemos NADA, lo unico que hacemos es declarar y declarar con nuestra boca, lo maliiiisimo que esta todo, lo pesimo en definitiva  TODO LO NEGATIVO!

Pero si la palabra que Dios nos dió es la arma de poder que Dios puso en nuestros labios, para que la proclamaramos, para que la hablasemos dia y noche, para que nos defendieramos, nos exhortáramos

unos a otros con Amor y aprendieramos de ella cada dia mi pregunta es: ¿Porque no la usamos?

Pareciera como si fuera mas fácil dejarnos arrastrar por la corriente del mundo y declarar como todo el que no ha conocido de Dios ni ha creído en El,  que todo es malo y que no hay solución ni esperanza alguna para solucionar nada, para defenderse del maltrato de este mundo…

Yo personalmente he visto personas destrozadas y familias desunidas y ver el amor de Dios en sus vidas restaurado todo. A personas con enfermedades terminales que ninguna ciencia de este mundo ha podido curar aún eficientemente; sanando heridas profundas de corazones dañados por mas de 20 años, familias y matrimonios rotos por infidelidades y demás problemas conyugales por el Amor de Dios unidos, juntos y, con amor suficiente para durar toda la vida como si fuera el primer amor de novios. Y entonces? de que estamos hablando?

Estamos hablando de creerle a El, por sobre todas las cosas… De dejar de echar maldición a nuestra vida declarando con los labios que Dios nos dio, lo mal que nos va en la vida, atrayendo a nuestra vida negatividad y problemas… Justamente lo que Dios nos dio para bendecir, para declarar la paz el Amor y la bendición de Dios en nuestra vida… Tenemos que  dejar de atormentarnos por lo que nos hace falta y dejarle eso a Dios.

No le pongamos límites al Todopoderoso con lo que quiere hacer en nuestras vidas.

Y No hay nada mejor que saber que en tus debilidades El es fuerte por ti y que los problemas en los que estas ahora mismo, tu muy probablemente no tienes las fuerzas para salir de ellos,  pero en Dios todo es posible y a El no lo detienen gobiernos, bancos, deudas, enfermedades y problemas…

A EL NO LO DETIENE NADA PARA HACER REALIDAD TUS SUEÑOS

Pero si le crees mas al mundo… Como vamos después a exigirle a El que las cosas sean diferentes? Toma la decisión mas importante de tu vida…

Dale el Si a Cristo en tu corazón y olvídate del resto, que de eso ya El esta enterado y El se encarga!

Dios te bendiga y te proteja siempre!

Follow by Email